¿Qué es un Tumor?

Cuando nos hablan de un tumor lo primero que se nos viene a la cabeza es “cáncer”, pero la verdad es que la palabra Tumor hace referencia a una tumefacción, “hinchazón”, bulto o a cualquier aumento localizado de tamaño en alguna zona del cuerpo y no necesariamente a un cáncer.
En general el paciente lo nota al tocarlo casualmente por debajo de la piel o porque manifiesta alguna molestia relacionada con este aumento de volumen. Por otro lado, existen algunos tumores que no son posibles de palpar por el paciente o el médico, debido a que por ejemplo pueden estar localizados dentro de un hueso y sólo pueden ser encontrados con exámenes adecuados.
La verdad es que los tumores no sólo corresponden a lesiones malignas sino también a lesiones benignas. Esto quiere decir que los tumores no son sólo sinónimo de cáncer, sino que también se refieren a otras masas de tejido anormal en el cuerpo que NO son cáncer.

¿Cómo es esto?
Se debe distinguir entre tumores malignos y benignos. Los primeros y más temidos son los más agresivos y más difíciles de erradicar, debido a su capacidad de “sembrarse” en otras partes del cuerpo (metástasis) distinta al lugar en donde se originó. Pueden también infiltrar y comprometer seriamente la zona en dónde se desarrollan y junto con ello alterar la función de los tejidos, órganos y elementos en los que se encuentra. Requieren manejo más agresivo desde el punto de vista quirúrgico y muchas veces también de radioterapia y quimioterapia.
Por otro lado están los tumores benignos, que en general son muchos menos agresivos localmente en la zona en que se desarrollan y no se caracterizan por dar metástasis en otras partes del cuerpo. El manejo de estas lesiones es más acotada al tumor propiamente tal y se intenta siempre respetar la función de los órganos o extremidades que compromete.

¿Cuándo consulto al traumatólogo?
¿Cuándo consulto al traumatólogo?
En ambos casos es de suma importancia la consulta precoz. Siempre es mejor tratar cualquier tumor lo antes posible, cuando es de menor tamaño y no compromete la función de ninguna parte del cuerpo y menos aún ha dado metástasis.
Si el tratamiento de un tumor maligno del tejido musculo esquelético conocido genéricamente con el nombre de SARCOMA se realiza a tiempo y de buena manera se pueden esperar mejores resultados para la persona afectada.

Dr. Julio Pugin Giacaman
Traumatología y Ortopedia


Artículos relacionados:

Una respuesta a ¿Qué es un Tumor?

  1. Ana Maria Barrientos dijo:

    Sería interesante publicar sobre la osteocondromatosis, síndrome de origen genético en donde ya se ha identificado el gen que produce la deficiencia. Si bien es cierto en esta enfermedad, la probabilidad de tumor maligno no debiera ser mas que el 10%, las secuelas y deformidades que producen pueden ser invalidante.
    Sería bueno que publicarán sobre los tratamientos existentes para mitigar las deformaciones, tales como la aplicación de placas en 8, las cuales a mi hijo en particular, le han dado maravillosos resultados, pero de deben ser intervenidos a tiempo.
    Saludos y gracias por publica temas de interes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>