Novedades

Novedades

Consejos para extracción y conservación de la leche materna

Consejos para extracción y conservación de la leche materna

31 octubre, 2018

La extracción de leche es simple, y permite que puedas seguir dándole leche a tu bebé cuando no estás presente.

¿Cómo comenzar?

  1. Primero debes lavar tus manos, no es necesario lavar el pecho a menos que esté sucio.
  2. Luego, realiza un masaje suave sobre la aureola.

 

 

Extracción manual

 

Para la extracción manual, debes formar una letra “C” con el pulgar y los dedos de la mano, y ponerla a unos centímetros de la base del pezón (dependiendo del tamaño de la areola, si es grande, pones los dedos dentro; si es pequeña, pones los dedos fuera).

Aprieta con los dedos hacia las costillas y luego júntalos, comprimiendo el pecho entre el pulgar y el índice.

Cambia los dedos de sitio alrededor del pecho para buscar los conductos que aún tengan leche. Repite hasta que salga poca y cambia al otro pecho.

 

 

Extracción con extractor o saca leche

 

Para la extracción con extractor o saca leche, debes leer las instrucciones de uso del implemento utilizado.

Poner el extractor en el pecho y seguir las instrucciones. Cuando salga poca leche de un pecho, cambia al otro.

Hervir por 10 minutos (esterilizar) una vez al día los implementos usados.

 

IMPORTANTE:

  • No dejes pasar más de 3 o 4 horas entre extracciones para evitar que disminuya la producción de leche.
  • No desesperes si al principio sale poca leche, con la práctica será cada vez más fácil. Es mejor probar varias veces al día que una sola vez cada mucho tiempo.

 

Conservación de la leche materna

6-8 hrs.: A temperatura ambiente según las condiciones climáticas de la zona. En lo posible, usar cooler o bolsa térmica con gel refrigerante.

3 días: Refrigerador en el fondo de las bandejas (nunca en la puerta).

1 mes: Congelada en el refrigerador de 1 puerta.

3 meses: Congelada en el refrigerador de 2 puertas.

24 hrs.: En el refrigerador si ha sido descongelada.

1 hr.: A temperatura ambiente si ha sido descongelada.

 

IMPORTANTE:

  • Si descongelas la leche, no se puede volver a congelar.
  • No poner leche líquida sobre leche congelada.
  • Se puede rellenar un envase con restos de leche de 1 y 2 días antes de congelar.
  • No congelar leche que haya estado más de 48 hrs. refrigerada.
  • Usar recipientes de vidrio, plástico duro con cierre hermético o bolsas plásticas especiales que resistan agua caliente.
  • Para trasportar, usar un recipiente con hielo por fuera. Mantener fría hasta antes de usarla.
  • Congelar sólo la cantidad de leche que toma tu bebé, y etiquetar con fecha de extracción para ir usando la más antigua. Si el(la) niño(a) asiste a sala cuna o está en el hospital, poner su nombre.
  • La leche no debería oler o tener un sabor agrio.
  • Algunos anticuerpos se destruyen al congelar la leche, por ello, lo ideal es sacarse leche diariamente y usarla al día siguiente.