Clínica Universitaria Concepción

Menu
Menu

Menu

EXÁMENES
EN LÍNEA

RESERVA
TU HORA

ESPECIALIDADES

SOLICITUD
PRESUPUESTO QUIRÚRGICO

EXÁMENES
EN LÍNEA

RESERVA
TU HORA

ESPECIALIDADES

SOLICITUD
PRESUPUESTO QUIRÚRGICO

Dos Cirugías Robóticas y Teledirigidas efectuó equipo pionero en regiones

Un completo equipo de médicos, enfermeros, tens y hasta un equipo de informáticos de la Clínica Universitaria de Concepción (CUC), liderados por el doctor Octavio Castillo, destacado urólogo y jefe de Centro de Cirugía Robótica y Mínimamente Invasiva de la CUC, y por el cirujano doctor Misael Ocares, jefe de Cirugía, concretó dos procedimientos inéditos fuera de la Región Metropolitana.

El doctor Castillo teledirigió las dos intervenciones quirúrgicas, utilizando tecnología de última generación, el robot Da Vinci de la clínica y apoyado por un equipo humano que les permitió concretar exitosamente a distancia sendas intervenciones, lo que calificó como un verdadero hito en la medicina nacional.  

El médico urólogo aseguró que “la pandemia de COVID-19 ha significado un cambio significativo en nuestra vida diaria, el trabajo e incluso en nuestras relaciones familiares e interpersonales”. Dijo que el ámbito médico se ha visto comprometido, por la suspensión temporal de cirugías electivas. Pero, recalcó, hay enfermedades como el cáncer que no pueden esperar a una resolución tardía y la “cirugía robótica ha venido a facilitar el trabajo de los cirujanos a favor de resolver graves problemas de los pacientes. El concepto de “telecirugía” aparece entonces en franca simbiosis entre el cirujano que ya no se encuentra al lado del paciente, dado que opera sentado manejando los instrumentos quirúrgicos desde una consola alejada del paciente: Telecirugía”.

Indicó que, de acuerdo a los registros e investigación de su área, en el año 2001 se realizó la primera y única telecirugía robótica en el mundo, operando un paciente en un quirófano ubicado en Estrasburgo, Francia con el cirujano ubicado en la ciudad de New York. Esta experiencia pionera no había sido repetida, fundamentalmente porque la transmisión de la señal tiene milisegundos de retraso, por tanto, no se podía hacer cirugía de alta complejidad. Pero la introducción de la tecnología 5 G nos ayudará a cumplir este objetivo a mediano plazo. La cirugía remota todavía es un sueño.

Castillo reveló que el programa de cirugía robótica en nuestra clínica comenzó con la adquisición del robot Da Vinci de última generación en enero de 2019. “Este desafío no fue improvisado. Todos los cirujanos, ginecólogos, urólogos y cirujanos de colon y recto tuvieron un entrenamiento formal en centros de alta complejidad en el extranjero, y todas las cirugías locales han sido supervisadas por un experto en robótica. Esta forma de trabajo no ha sido replicada en otras regiones del país. Esto ha permitido tener excelentes resultados en cuanto a ausencia de complicaciones graves, sin mortalidad en relación a la cirugía, y con todas las ventajas para el paciente como son mínimo dolor postoperatorio, corta hospitalización, mínimo sangrado y rápida recuperación, sin olvidar los resultados cosméticos por tratarse de una cirugía laparoscópica asistida por robot.

El doctor Castillo añadió que en la Clínica Universitaria de Concepción “hemos marcado un hito en cirugía robótica, hemos utilizado la “teleasistencia robótica”, con el equipo médico operando con el robot Da Vinci en nuestro pabellón de cirugía en Concepción  y con la asistencia remota de un experto desde Santiago en tiempo real y sin retrasos de la video transmisión”.

Así es como en las últimas dos semanas, relató el médico, “hemos operado con teleasistencia dos pacientes con cáncer de colon cuyo cirujano fue el doctor Misael Ocares, cirujano de colon y recto de nuestra clínica”, indicó el jefe de Cirugía Robótica de la Clínica Universitaria de Concepción, doctor Octavio Castillo, quien brindó la asistencia remota en tiempo real, desde Santiago, en ambos casos.
Se trató de dos pacientes, uno de 40 años portador de un cáncer anal operado e irradiado con recurrencia después de cuatro años de radioterapia y quimioterapia, y el otro paciente de 80 años con un cáncer de recto con hemorragia e importante comorbilidad como insuficiencia cardíaca y renal. Las cirugías tuvieron una duración promedio de seis horas cada una y ambos pacientes fueron dados de alta al 5º día de la cirugía sin complicaciones. 

El profesional dijo que el equipo que apoyó y participó en ambos procedimientos fue muy importante y estuvo formado por los anestesistas Raúl Ortega y Rodrigo Navarro, cirujano ayudante Cristián König, instrumentalistas Gladys Rivas y Jaqueline Jeldres, auxiliares de anestesia y pabellón Marcela Hernández, Soledad Montes e Ivette Beroiza, TENS de colonoscopia Claudia Vargas, y enfermeras robóticas Carla Antipe y Andrea Pino. In situ contamos con la asistencia del doctor Fernando Heredia, ginecólogo oncólogo experimentado en cirugía robótica. Comentó que esto fue posible, además, por el excelente grupo de informática de la clínica liderado por Nicolás Galán y Jaime Bravo.

El líder del equipo de robótica de la CUC concluyó que este es un “gran equipo médico e informático que traspasó las barreras de la distancia y ofreció los mejores resultados a ambos pacientes”.
Dijo que la Clínica Universitaria de Concepción marca un nuevo hito en cirugía robótica, “no sólo somos el único centro de cirugía robótica fuera de Santiago, sino que además hemos marcado una diferencia en la tele cirugía para Chile y Latinoamérica”.