Clínica Universitaria Concepción

Menu
Menu

Menu

EXÁMENES
EN LÍNEA

RESERVA
TU HORA

ESPECIALIDADES

SOLICITUD
PRESUPUESTO QUIRÚRGICO

EXÁMENES
EN LÍNEA

RESERVA
TU HORA

ESPECIALIDADES

SOLICITUD
PRESUPUESTO QUIRÚRGICO

La Historia de María José Valenzuela: madre de un bebé prematuro en tiempos de cuarentena

Hace siete años, María José Valenzuela junto a su marido comenzaron un largo proceso para convertirse en padres, acompañados en una primera instancia por Carlos Henríquez y posteriormente por Juan Escalona, ambos médicos especialistas en fertilidad. Tras varios años de lucha, en octubre de 2019, recibieron la noticia mas bonita de sus vidas; su tan esperado hijo venia en camino.

Para María José, su embarazo fue una montaña rusa de emociones, por un lado, estaba feliz de estar viviendo ese lindo proceso, pero por el otro preocupada, debido al contexto nacional (estallido social y crisis sanitaria). Ella siempre tuvo problemas de presión y en unos de sus controles rutinarios, el doctor Escalona le dijo que se tenía que hospitalizar porque su hijo iba a nacer con 28 semanas de gestación. “Yo sabia que la neonatología de la CUC era una de las mejores de la región, eso me dio tranquilidad, pero no teníamos nada preparado, nunca pensamos que llegaría tan pronto”.

La llegada de Roberto

El 1 de abril, en plena pandemia y toque de queda, nació de forma prematura Roberto Adolfo Cabrera Valenzuela, desde ese momento ella y su familia se tuvieron que adaptar a las nuevas medidas implementadas por el Servicio de Maternidad y Neonatología, para cuidar de la salud de los bebés. “Tengo media hora de visita, cuando llego me controlan la temperatura y me preguntan cosas de rutinas; luego viene el lavado de manos, uso de protección personal, la pechera y después de todo eso puedo ver a mi hijo”, Además comentó que su esposo, luego del parto, lo pudo conocer después de dos meses.

“Mi hijo es un sobreviviente de esta pandemia, tuvo los mejores médicos, no me cabe duda; cada uno de ellos cumple un rol fundamental y tan especial.  El camino fue mucho más fácil, gracias a la contención, apoyo y medidas de protección, entregadas por las profesionales del Servicio de Neonatología”. También, extendió sus agradecimientos a Juan Escalona, su médico tratante por acompañarla en todo momento.